sábado, 17 de diciembre de 2016

EXPANDIENDO MI CIRCULO DE CONFORT

Hoy a peticiones de vosotros, los lectores, escribo esta nueva entrada, recordando a todos que no todo de la ansiedad es malo, que es necesaria para vivir, solo hay que saber controlarla, pero si que es muy importante que cuando nos de la ansiedad no nos encerremos en el circulo de vicioso de nuestro circulo de confort, esto lo digo porque a mi me paso, hasta el punto que estuve 15 días sin salir a la calle, porque mi circulo de confort me llevo a sufrir una pequeña agorafobia, ya sabéis, mareos, mal cuerpo, mucho ansiedad.....cada vez que salia de mi circulo.


circulo de confort ansiedad
Pero como siempre, poniéndome pequeñas metas, conseguí ir superando, abandonado mi zona de comodidad y poco a poco mejorando, aunque no nos apetezca o tengamos un mal día, os pongo un ejemplo, aun recuerdo aquel final de febrero en que me dio el ataque fuerte de ansiedad, en España que es de donde soy, era invierno, yo recuerdo aquellos días en los que no quería salir de la cama, porque entre el frío que hacía y el miedo que sentía solo estaba a gusto ahí, pero por suerte las cosas había que hacerlas,aún no se hacen solas,y me obligaba a salir, hasta ir a la tienda de la esquina a 3 minutos andando de mi casa era todo un reto que veía imposible de superar, la ansiedad me consumía físicamente y lo peor, también mentalmente, llevándose mis sueños e ilusiones, pero con la ayuda adecuada ( siempre os lo he dicho, acudir al médico y al psicólogo a pedir ayuda), ahora solo deseo que salga un poco el sol, para salir, aunque solo sea un paseo por la naturaleza, o por algún parque lo disfruto muchísimo, si llueve, aprovecho a limpiar y hacer cosas en casa, escribir y conseguir mis hobbys y metas,siempre intento estar ocioso.

Lo sé es muy difícil y muy complicado, pero no debes agobiarte, poco a poco encontraras tu sitio, verás como tu circulo de confort deja de ser un circulo pequeño y que poco a poco se va expandiendo y creciendo, hasta el punto que te sientas a gusto y feliz con todo lo que hagas, hasta el punto que retomes tu vida mucho más mejorada, aprendiendo a decir que no y sintiendo a gusto contigo mismo, con todo lo que te rodea y con todo lo que haces.
 Como siempre me despido deseando que tengáis una pronta recuperación, y por supuesto indicando que debéis ir al medico y a los especialistas, yo desde aquí cuento mi historia, pero no tengo ni conocimientos ni estudios en la rama de medicina para sustituir la visitas de un especialista 

No hay comentarios: